Las 11 Complicaciones Más Comunes en la Cirugía de Hemorroides

La cirugía en forma de hemorroidectomía podría utilizarse para tratar algunos casos de hemorroides. Sin embargo, si usted está pensando solicitar esta operación de hemorroides, usted debe ser consciente de sus posibles complicaciones.

Las complicaciones de esta cirugía de hemorroides se pueden dividir en complicaciones tempranas y tardías:

Las Complicaciones Tempranas de la Cirugía de Hemorroides

Cirugía de Hemorroides

Complicaciones Más Comunes en la Cirugía de las Hemorroides

1) El dolor intenso después de la operación: Esta sensación de dolor puede persistir durante 2-3 semanas. El dolor es causado por incisiones en la piel anal y por la ligadura de los vasos sanguíneos.

Este dolor puede ser tratado con la inyección de petidina o por la introducción de xilocaína jalea en el recto.

2) La infección es una complicación poco frecuente. Ocurre en menos del 9% de todos los casos, la formación de abscesos y las infecciones necrotizantes severas son tipos de infección que surgen de vez en cuando.

3) El sangrado puede ocurrir inmediatamente después de la cirugía.

4) los tejidos suturados de la zona anal puede hincharse después de la cirugía.

5) La incapacidad para controlar la micción a corto plazo

6) Retención aguda de orina causada por dolor al orinar. Esto podría conducir a la infección del tracto urinario, esta complicación es común en los casos en varones y se puede tratar mediante el uso de un analgésico.

Las complicaciones tardías de la cirugía de hemorroides

7) estenosis anal con endurecimiento anormal del ano.

8) Marcas en la piel se pueden formar alrededor del ano. Estas etiquetas son pliegues anales redundantes encima de la piel por inflamaciones hemorroidales.

9) El estreñimiento puede causar un dolor severo postoperatorio. Los laxantes o suavizantes intestinales pueden ser utilizados para resolver esta complicación.

10) hemorragia retardada alrededor del séptimo – octavo día después de la operación debido a la descamación de la base de los vasos sanguíneos de la hemorroide

11) Reaparición de los síntomas pueden ocurrir en el futuro.

Para evitar estas complicaciones, usted debe buscar otros medios más simples y eficaces tratamientos naturales.

Cirugía para los Hemorroides Externos

Muchos pacientes que sufren de hemorroides no son conscientes del tratamiento que pueden hacer después del diagnóstico de las hemorroides. Las hemorroides en su mayoría son de estilo de vida relacionados y pueden ser curados si la ayuda médica adecuada y oportuna es buscada.

Lo que sucede es que los vasos sanguíneos en el recto y el ano se amplían más allá de su tamaño normal y se incorporan en la almohadilla de tejido.

Las hemorroides no duelen mucho al principio, pero a su debido tiempo puede haber mucho dolor. La primera indicación de hemorroides es la picazón sensibilidad en la zona anal, junto con irritación. Estos síntomas persisten y cada vez són más graves si no se presta atención. La presión arterial si es alta puede aumentar la irritación y el picor junto con el dolor.

Las hemorroides pueden ser de dos tipos: las hemorroides externas colocadas fuera de la abertura anal y la interna dentro de la abertura anal. La hemorroide externa es fácilmente diagnosticable porque siempre pica, irrita y daña durante la defecación.

Hay muchas razones para la formación de hemorroides

influyen la presión arterial alta e hipertensión, la obesidad, los malos hábitos alimenticios, los malos hábitos para dormir y en ocasiones puede ser genético. Las hemorroides también pueden ocurrir a las mujeres embarazadas y los niños.

Hay varios métodos

con los que puede tratar este trastorno. Algunos son eficaces y algunos no lo son pero han sido persistentes en el mercado desde hace mucho tiempo. Los tratamientos no quirúrgicos principalmente tienden a centrarse en suavizar y ablandar las heces cosa que conduce a una menor irritación y por lo tanto menos hinchazón de las hemorroides.

También refuerzan el revestimiento de la mucosa de la parte interior del ano y el recto para evitar las fisuras anales. Los métodos no quirúrgicos son buenos sólo hasta las etapas iniciales de esta enfermedad. La cirugía es recomendable para estadios avanzados.

Se debe consultar a un especialista antes de someterse al tratamiento quirúrgico. Hay varias cirugías desarrolladas en función de la gravedad de las hemorroides externas. Una de las cirugías implica el paso de una corriente eléctrica por las hemorroides. Esta corriente elimina completamente la hemorroide.

Otra cirugía conocida

como la escleroterapia o la terapia de inyección permite la inyección de sustancias químicas dentro de las hemorroides. Los productos químicos inyectados en el interior de las hemorroides disuelven sus paredes eliminandolas así del todo.

Una cirugía más

que está fuera de uso en estos días debido a sus efectos secundarios es la criocirugía. En esta cirugía se utiliza una sonda criogénica la cual se congela primero a temperatura bajo cero y se utiliza para eliminar los tejidos hemorroidales. El avance de la tecnología láser ha contribuido también al campo de la cirugía de hemorroides externas.

El más doloroso pero el método más eficaz es la extirpación quirúrgica de las hemorroides por un especialista. Los pacientes que se han sometido a la cirugía dicen que le duele mucho, incluso después de que la operación se ha realizado correctamente y continúa hasta que el paciente se recupera por completo.

Sin embargo, debido a la gran intensidad de dolor esta cirugía es recomendable sólo para las hemorroides en la última etapa que no pueden ser tratados con cualquier otro método.

Las 11 Complicaciones Más Comunes en la Cirugía de Hemorroides
5 (100%) 1 vote